LESIÓN DEL MÚSCULO PLANTAR DELGADO, “PIERNA DE TENISTA''. | Noticias | Fisioterapia, rehabilitación y tratamientos del dolor. Torrelavega

Noticias - LESIÓN DEL MÚSCULO PLANTAR DELGADO, “PIERNA DE TENISTA''.

[ Volver al listado de noticias ]

30/05/2013 - LESIONES

LESIÓN DEL MÚSCULO PLANTAR DELGADO, “PIERNA DE TENISTA''.

Se denomina "pierna del tenista" a la rotura de la inserción músculo-tendinosa del gemelo medial. Es una lesión relativamente frecuente que se da sobre todo en personas de edad media y se relaciona frecuentemente con la actividad deportiva. Se caracteriza por un dolor brusco e intenso en la pantorrilla, asociado a una sensación de golpe desde detrás, o de chasquido.

El músculo plantar delgado es una fina banda de tejido muscular que contribuye a ayudar a doblar tu tobillo y la rodilla. El músculo estrecho se origina detrás de la articulación de la rodilla y se extiende hacia abajo hasta la parte posterior del talón, cerca del tendón de Aquiles. Comúnmente confundido con un nervio, la función de este pequeño músculo es insignificante, lo cual lo hace un candidato para injertos quirúrgicos de tendón y útil como reconstrucción de musculatura de otra parte del cuerpo.


Aunque la función muscular del plantar delgado es insignificante, puede causar dolor a causa de las lesiones, como una rotura del talón de Aquiles. Las lesiones por sobre-exigencias musculares pueden también ocurrir, las cuales se ven impulsadas al correr o saltar. La lesión por sobre-exigencia en el músculo plantar delgado es conocida como "pierna de tenista". La lesión no siempre se origina en el plantar delgado. Los desgarros en el músculo sóleo o la cabeza del gemelo puede también causar dolor en el plantar delgado y conducir a una posterior "pierna de tenista". El movimiento repetitivo al correr le da una carga excéntrica al tobillo cuando la rodilla está en una posición extendida, así es como las lesiones en estos dos músculos ocurren de manera más frecuente. Estas lesiones son el resultado de un mecanismo que puede sentirse como si el músculo se hubiera golpeado con fuerza.


La hinchazón y el dolor son las típicas señales de una "pierna de tenista", lo que finalmente causa que tus músculos te duelan. El dolor provocado por una lesión puede a menudo convertirse en un dolor más intenso después de que hayas dejado de correr y hayas descansado por un par de horas. La hinchazón puede llegar desde la cabeza del músculo y todo el camino hacia abajo hasta el tobillo y el pie, y es extremadamente doloroso si tratas de flexionar el tobillo. Comúnmente se recomienda un tratamiento de crioterapia, un estiramiento pasivo y terapia de ultrasonido. El tratamiento después de la terapia a menudo incluye ejercicios de estiramiento.

 
Logo subvención